Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

El corazón del IRONMAN (parte I)

 Sin duda alguna el corazón de un triatleta puede representar fielmente el conocido corazón de atleta. Se trata de un conjunto de modificaciones que se producen en el corazón debido a la práctica habitual de actividad física. Aunque estas modificaciones dependen también de factores genéticos individuales, de género e incluso raza,  por lo general se producen a partir de un mínimo de 6-8h actividad física/semanal, suelen permanecer mientras dura la práctica habitual y desaparecer al cesar o disminuirla.

 

Estas modificaciones se traducen en una serie de características clínicas, electrocardiográficas, ecocardiográficas y fisiológicas de gran trascendencia, convirtiendo su abordaje diagnóstico en un reto para el médico deportivo.

 

Sobretodo en deportes de resistencia, el corazón, por la sobrecarga de volumen,  aumenta el tamaño de sus cavidades y de sus paredes, resultando en un crecimiento excéntrico como adaptación fisiológica al estímulo recibido. Este crecimiento hay que diferenciarlo del que se produce en enfermedades propias del corazón (Miocardiopatía Hipertrófica o Miocar

 

diopatía Dilatada entre otras), en algunos casos relacionadas éstas últimas con la muerte súbita del deportista de origen cardíaco.

 

Características clínicas de un corazón de atleta:

  • Bradicardia sinusal: definida como frecuencia cardíaca en reposo inferior a 60 lat/min, va a estar en función de la edad, genética así como del volumen y tipo de entrenamiento. Podemos observar otros cambios en el ECG de reposo (bloqueo AV de primer grado, signos de repolarización precoz, bloqueos incompletos de rama o signos electrocardiográficos de hipertrofia ventricular); son cambios debido al crecimiento de las cavidades y debido a la vagotonía (incremento de la actividad del sistema nervioso autónomo de tipo parasimpático en reposo).

  • Soplo sistólico funcional: de baja-media intensidad y que varía con los cambios posturales.

  • Mayor tamaño y mayor contractilidad: se trata de un corazón más grande (más volumen de llenado ventricular) y  con más fuerza para el bombeo de la sangre (mayor contractilidad), resultando en un aumento del volumen sistólico o volumen de sangre que expulsa el corazón en cada latido.

  • Aumento de la circulación miocárdica: aumento de la sección de las arterias coronarias proximales y aumento de la densidad capilar en el miocardio (músculo cardíaco); en éste hecho radica la indicación de ejercicio físico de tipo aeróbico en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio o enfermedad coronaria (rehabilitación cardíaca)

 

Estamos ante un corazón adaptado a la actividad física, más capaz, más eficaz,  y como veremos en siguientes artículos, teniendo alguna de éstas adaptaciones incluso un alto potencial predictivo para el rendimiento en un Ironman.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Medisport Maresme. Rector Bartrina 36. Vilassar de Mar. Barcelona. 

Codi sanitari: E08573523

  • Facebook
  • Instagram

Per demanar visita truca

937591883//626 50 71 40

envia watts up o mail: ino@medisportmaresme.com